En el primer día del Battle of the Nations, la ansiedad y las expectativas de los participantes se hacían notar. Logramos ponernos en contacto con varios de ellos, quienes nos compartieron algunas de sus vivencias.

Sami Lappeteläinen posando junto al estandarte de su equipo.

Sami Lappeteläinen, de la selección finlandesa, nos envió cálidos saludos y nos contó cómo empezaron la primera jornada de combates:

“Esta mañana comenzamos con la revisión de armas; muchas de ellas fueron rechazadas debido a que el reglamento aumentó su exigencia. Pasamos bastante tiempo arreglándolas y asegurándonos que las armas cumplan con las reglas. Después asistimos a la ceremonia de apertura, y ahora esperamos ansiosamente las peleas de las mujeres… ¡peleas de mujeres finlandesas!”

Las peleadoras del equipo finlandés. Fotografía: Sami Lappeteläinen.

Por otro lado, también entrevistamos a Ema Džakić, peleadora de Croacia, que participó junto con las guerreras del equipo de bohurt femenino argentino en el 3vs3. Ema hace recreacionismo desde hace nueve años y se inició en el deporte el año pasado, en un torneo en Grunwald, Polonia, donde quedó segunda en la categoría femenina. Cuando le consultamos sobre sus expectativas para su participación en el Battle of the Nations junto con peleadoras de Argentina y Brasil, nos dijo: “Mi única expectativa es la de obtener experiencia en los combates grupales, conocer nuevos amigos y principalmente, divertirme. Le estoy muy agradecida al equipo argentino por permitirme pelear con ellos. Las chicas son geniales, y creo que vamos a tener muy buenas peleas”.

Ema Džakić, peleadora de Croacia. Fotografía: Marko Abramović.

Además, al adentrarnos en la realidad del deporte en su tierra nos comentó que “Croacia es muy chica, así que no hay muchos peleadores, apenas alrededor de 20. Y no recibimos ayuda por parte de los entes reguladores, ya que esto no es un deporte nacional. Por esto, los peleadores hacen todo por sí mismos. A veces es difícil ahorrar para la armadura y todo lo necesario, pero somos muy optimistas. Esta es nuestra segunda participación en el Battle of the Nations, y nos alegra mucho estar acá”.

Finalmente, Amy Graham, integrante de la selección estadounidense, nos obsequió un poco de su tiempo para relatarnos el arduo día de combates que tuvo el equipo femenino:

Amy y sus compañeras aguardando para ingresar a la liza. Fotografía: Coop Lee.

“Fue un gran día, los combates fueron muy duros. Sabíamos que nos había tocado en el grupo más difícil, y estábamos preparadas. La pelea con el equipo canadiense fue muy larga. El equipo argentino sufrió una baja antes de pelear con nosotras y otra durante uno de nuestros rounds, lo cual fue muy desafortunado. Nos ofrecimos a bajar una de nuestras peleadoras para combatir en igualdad numérica, pero nos pidieron que presentemos al equipo completo. Nuestra única batalla perdida fue contra Ucrania, así que estamos esperando ansiosamente las eliminatorias y, con suerte, las finales.”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *