El tercer y último día del Battle of the Nations fue el momento donde se definieron los nombres de aquellos países que se llevarían la gloria, así como también los de aquellos otros que tendrían por delante un arduo año de trabajo, con el claro objetivo de alcanzar el podio en la edición del próximo año.

Entre todos los protagonistas de este día, hablamos con Felipe Rodríguez, peleador de la selección nacional de México, quien nos dio su opinión sobre este mundial y cómo el desempeño de su equipo se alinea con los objetivos para los próximos años:

“A pesar de los retrasos entre peleas y la distancia entre el campamento y la arena de batalla, me parece que fue un buen evento. Este es mi tercer Battle of the Nations, y el nivel de competencia aumenta año a año. Este año México 2, el cual tuve oportunidad de liderar, me parece que tuvo buen papel, pero todavía hay mucho por mejorar. El equipo se trató de formar con peleadores con experiencia y novatos, tratando de buscar una diversidad en los roles.”

Parte del equipo mexicano momentos antes de pelear. Fotografía: Pakks Davila.

“El sentimiento al entrar por primera vez a la arena es de confianza en uno mismo y sus peleadores. Al contrario de lo que piensa mucha gente, en lugar de intimidarte y sentirte pequeño, te realza el espíritu, pues tú eres el centro de atención, y vas a demostrar lo que eres. Por cierto, nos tocó la oportunidad de darles la pelea de bienvenida al equipo turco, pues fue su primer Battle of the Nations, la cual ganamos. Después nos enfrentamos a Polonia y Reino Unido, pero el conteo de puntos que logramos, nos permitió pelear nuevamente, esta vez contra Francia, para finalmente quedar eliminados.

Esperen grandes cosas del equipo de México.”

Una de las grandes sorpresas de este año fue la selección italiana, quien recibió la mención especial “Mejor Progreso” gracias a su gran crecimiento respecto a años anteriores. Entre los nuevos nombres que pasaron a formar parte del podio de este Battle of the Nations, resonó el de la peleadora italiana Silvia Di Pasquale, de treintaiún años, quien pertenece al equipo Taurus MFC de Turin y peleó para su país en la categoría 1vs1 de Espada y Rodela. En una entrevista exclusiva con Crónicas Bohurteras, nos contó que este fue su primer Battle of the Nations y una experiencia completamente nueva:

“Trabajé arduamente todo el año para estar lista y poder pelear en lo mejor de mis capacidades. No tenía ninguna expectativa de obtener buenos resultados en este Battle of the Nations. Estaba concentrada solamente en pelear lo mejor posible y dar todo en la liza. Fue realmente increíble e inesperado obtener la medalla de bronce, pero fue una emoción abrumadora para mí y para todo mi equipo, ya que fue la primer medalla ganada por el equipo italiano en el Battle of the Nations. Fue un gran honor y un momento muy emotivo poder otorgar la primer medalla tanto a mi equipo como a mi país.”

Silvia Di Pasquale celebrando su victoria. Fotografía: Battle of the Nations.

“Ahora estoy incluso más feliz, ya que el último día Martina Ravarini, también de mi equipo, ganó la medalla de bronce en la categoría 1vs1 de Espada y Escudo. ¡Ella llegó aún más lejos en triatlón, ubicándose en cuarto lugar! ¡Estoy muy orgullosa de pertenecer al equipo italiano y enormemente agradecida a todos mis compañeros de Taurus MFC!”

Pero más allá del crecimiento de muchos países y la gran demostración de habilidad por parte de todos los peleadores, el momento más emocionante de esta edición fue la victoria del equipo ucraniano en la categoría 21vs21, logrando no solamente subir al podio, sino también llevarse la medalla de oro. Igor Parfentev, miembro del seleccionado de Ucrania y la persona detrás de la lente de Buhurt Technologies, nos habló acerca del trabajo que realizaron durante todo el año para poder alcanzar esta enorme victoria.

El equipo ucraniano luego de la entrega de premios. Fotografía: Photoprofesionalm.

“Trabajamos muy duro para ganar. Pusimos mucho esfuerzo en nuestro equipamiento, el trabajo en equipo y las habilidades personales. Aumentamos la cantidad de armas de astas en nuestros equipos, y seguimos creciendo en cantidad de peleadores especializados en ellas. Actualmente entrenamos un mínimo de tres a cinco veces a la semana, y mantenemos la preparación física a un nivel realmente alto, enfocándonos principalmente en pelear y aumentar el daño hecho con las armas. Pero básicamente, Ucrania necesitaba una victoria contra Rusia, y por eso fue tan importante para nosotros. El público nos apoya increíblemente viéndonos y gritando “UUU-KRA-III-NA”. Eso nos dio mucha energía y nos elevó el espíritu, tomando un poco del equipo ruso. Estamos todos muy contentos con nuestra victoria. Fue un viaje muy largo, y aún es solo el comienzo. Los rusos seguirán creciendo y aumentando su habilidad y trabajo en equipo, e intentarán recuperar todo. Necesitamos ganar los duelos y el 5vs5 también, pero aún no somos lo suficientemente fuertes, así que seguiremos entrenando, mejorando nuestro equipo, ¡y añadiendo peleadores a este maravilloso deporte!”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *