Alex Mashtakov tiene 34 años, está casado con una bella y talentosa fotógrafa llamada Sasha, tiene dos hijos, es dueño de su propio negocio y vive en Glázov, una pintoresca ciudad rusa de apenas 100.000 habitantes. Si bien su tranquilo ritmo de vida podría ser un motivo de envidia para cualquiera, hay algo más con lo que la mayoría de los fanáticos de este deporte sólo podemos soñar: es peleador del club Bern.

Bern es famoso por sus excepcionales victorias, pero también es conocido por su estudio de la cultura y las artes de combate de la Suiza del Medioevo. Es así, que está dividido en distintas facciones inspiradas en las unidades administrativas suizas de dicha época (en ruso: фанлейн), según la ciudad o región donde se ubica cada equipo: Nizhni Nóvgorod, Moscú, San Petersburgo, Ural. El equipo donde pelea Mashtakov pertenece a esta última región, mientras que algunos de los equipos más reconocidos pertenecen a otras: Partizan a Moscú, y Bear Paw a Nizhni Nóvgorod.

A pesar de que la ciudad donde reside Alex no es muy grande, el deporte está ampliamente desarrollado. Además de la presencia de Bern, cuenta con otro club de HMB, Ratobor (Medieval Russia). Por otra parte, en el equipo de Mashtakov, ya tienen ocho peleadores con armadura y otros cuatro o cinco que están en pleno proceso de equiparse. A diferencia de países como el nuestro, donde el deporte empezó a desarrollarse hace pocos años, cuentan con peleadores con más de diez años de experiencia en bohurt, algunos incluso habiendo empezado a entrenar a los catorce o quince años.

Alex Mashtakov (Derecha) junto a Sergei Kuritsyn (Izquierda), miembro de Bear Paw.

Sabiendo el compromiso que ponen en ser los mejores, le preguntamos cómo era la rutina de un peleador de Bern: “Tenemos tres días de entrenamiento con espadas y peleas, otros tres en el gimnasio, y además tenemos preparación en la liza. En cada entrenamiento hay un mínimo de ocho peleadores y un máximo de entre diez y catorce. Nuestros entrenamientos están focalizados en golpear neumáticos con diferentes combinaciones de espada y escudo, técnicas de lucha y CrossFit.”

Con dichos requerimientos para pertenecer al club, supusimos que tampoco debía ser fácil ganarse la vesta. Con lo cual decidimos preguntarle y desvanecer todas nuestras dudas: “En cada ciudad, hay un Bern Commander, que es la persona encargada de reunir a los peleadores de su unidad y entrenarlos. Para ganarse el derecho de usar la vesta del club, se debe pelear contra cuatro de los campeones del mundo durante un minuto con cada uno, sin descanso de por medio. Los que no pasan la certificación, son abatidos con vestas blancas.”

Peleadores de Bern con la vesta del club, junto a otros con vestas blancas.

Pero como darse por vencido no está en el vocabulario de un peleador de Bern, si fallan siempre les queda una nueva oportunidad: “Hay certificaciones cada año, con lo cual, siempre se puede volver a intentar al año próximo. Además, pueden pelear con nosotros mientras tanto, pero con vestas blancas.”

Además de su singular método de certificación, otra de las grandes particularidades de Bern es que sus reglas prohíben a los peleadores de Bern enfrentarse unos a otros en los torneos. Es por ello que en los grandes torneos si dos equipos de Bern llegan a la final, no pelean entre sí sino que comparten el puesto o uno se lo cede al otro.

También le preguntamos si se sienten bajo la sombra de los mejores equipos de Bern, como lo son el Partizan y Garra de Oso, pero muy lejos de eso, respondió: “Nos inspiramos en esos equipos; ellos vienen a entrenarnos y también pelean con nosotros en grandes torneos”. ¿Y puede un peleador de Bern aspirar a convertirse en uno de ellos? La respuesta es sí. En las palabras de Alex: “Cualquiera de nosotros puede pasar a formar parte de sus equipos si demostramos grandes resultados en la Dynamo Cup o en Prodar”.

Hablando sobre la organización del deporte en Rusia, Mashtakov nos explicó que los equipos se dividen en tres categorías. En orden decreciente en importancia: Higher League, First League y Middle League. La búsqueda de Bern por la excelencia se demuestra en que sus equipos están todos en Higher y First League. En Higher League se ubican los campeones, es decir, aquellos equipos que ganaron al menos un Battle of the Nations, como es el caso de los equipos de Bern “Partizan”, “Bear Paw” y “PLK”.

Miembros de Bern en medio de una pelea de bohurt.

“Esto se realiza así, para que los equipos más débiles no tengan miedo de competir en los torneos”, nos dijo. Es así que hay determinados eventos donde sólo participan los equipos de First y Middle League, como es el caso de la “Victory Cup” que se realiza anualmente en diciembre: “Los equipos que pertenecen a la Higher League no pueden participar aquí. De esta manera, los peleadores más débiles o menos experimentados no salen heridos”. Por otro lado, nos mencionó que la forma que tienen los equipos de Middle League para pasar a First es obteniendo uno de los primeros lugares en torneos importantes.

El éxito no se logra de un día para el otro, requiere esfuerzo, perseverancia y mucho sacrificio. El camino no es sencillo, pero tanto Mashtakov como sus compañeros llevan el suficiente tiempo recorriéndolo como para tener bien clara la base de sus logros:

“En general, el secreto de las victorias rusas es que elegimos los peleadores más agresivos para nuestros equipos. La agresividad y el deseo de ganar representan el 90% de lo necesario para tener éxito, así como también la incapacidad de fallarle a los compañeros. Está en la sangre rusa.”

Algunos peleadores de Bern posando junto a sus merecidos reconocimientos luego de las peleas.

Además, como nota de color, agregó: “Está prohibido por ley pelear en las calles, así que mucha gente se une al HMB como una forma de pelear sin salirse de las leyes. Es algo lógico. Nos gusta pelear y el HMB es el medio legal ideal para hacerlo. Y como si fuera poco, nos enseña a fabricar armaduras, coser ropa y fabricar nuestros propios zapatos.”

3 thoughts on “Bern, por uno de sus guerreros

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *