El pasado fin de semana, el suelo de Moscú crujió una vez más bajo el peso de centenares de armaduras que se enfrentaron en la liza de la Dynamo Cup. Peleadores de distintos continentes recorrieron miles de kilómetros para asistir, buscando proclamarse vencedores del torneo más competitivo y violento de todo el mundo. Un evento de semejante envergadura conlleva un arduo trabajo previo: “Sólo puedo decir que fueron tres meses de trabajo, una gran carga de nervios y sufrimiento”, nos comentó Andrey Kiselyus, organizador y miembro del club Bern.

Fotografía: Maks Voshanov.

Durante el día sábado, se llevaron a cabo las peleas de la categoría masculina 5vs5, en las cuales Argentina contó con la participación de Valherjes. Este equipo, que juega de local en zona sur, tras ganar la Copa HMB en septiembre fue invitado a medir sus capacidades contra los mejores equipos del mundo en la Dynamo.

Marcos Villani, capitán del equipo, nos compartió su opinión sobre el evento: “Para mí es un orgullo poder estar con mi equipo en este torneo tan importante y competitivo. Aunque tuvimos mil complicaciones antes y durante el torneo, sólo nos motivó a prepararnos para el año próximo y venir con todo. Nos llevamos una sonrisa muy grande y muchas energías”.

El equipo argentino sufrió diversos problemas, entre ellos que la aerolínea extraviara varias valijas con armaduras dentro, pero eso no les impidió que vivieran la experiencia de la mejor manera posible.

Valherjes junto a sus compañeros de equipo para el 15vs15. Fotografía: Valherjes.

Para Emanuel Romero, miembro de Valherjes, la Dynamo Cup fue la primera experiencia fuera del país, y según nos cuenta, un desafío completamente nuevo: “Después de pasar por este torneo, te cambia totalmente la visión sobre este deporte. Es algo mucho más fuerte de lo que se permite en Argentina. Cualquier luchador que quiera realmente pelear internacionalmente, debe pasar por una Dynamo. Lo que se puede aprender en años, acá lo aprendes en dos horas y por las malas. Lo más destacable es la experiencia de pelear con los mejores; son peleadores profesionales, muy experimentados”.

La primera jornada tuvo más de doce horas de combates, en los que round tras round vimos ir cayendo equipo tras equipo, quedando en el camino hacia la tan ansiada victoria. De la misma forma, las peleas fueron aumentando su agresividad a medida que se acercaba la final. Por primera vez en mucho tiempo, el podio se rodeaba de suspenso, ya que el tan afamado Partizan 1 anunció pocos días antes del torneo que no participaría en esta edición, dejando en los peleadores el trago amargo de no poder enfrentarse a los mejores, pero por otro lado, la esperanza de poder ocupar su lugar y alzar la codiciada copa.

Fotografía: Maks Voshanov.

“En esta Dynamo, pudimos ver peleadores verdaderamente persistentes; el nivel mundial de los guerreros ha crecido enormemente. Los equipos débiles no participan en este torneo. Para nosotros, el primer puesto es antes que nada para Bern. La ausencia de los cinco peleadores del Partizan 1, impuso una gran responsabilidad sobre Bear Paw y Old Friends, con lo cual, obtener el primer puesto equivale a quitarnos un gran peso de los hombros. Bern es un solo organismo, como si fuéramos un oso. Ahora, el oso está feliz, ya que puede disfrutar de la dulce miel de la victoria”, manifestó Vitaly Gryzlov, peleador de Bear Paw.

Finalmente, la supremacía rusa se hizo notar una vez más, demostrando que al resto de los equipos les queda aún un arduo camino por recorrer, y el podio de la categoría 5vs5 se conformó de la siguiente manera:

1° Medvezhya Pyad (“Bear Paw”) – Rusia
2° Starye Druzya (“Old Friends”) – Rusia
3° Bayard 1 – Rusia

Bear Paw, equipo ganador de la categoría 5vs5. Fotografía: Maks Voshanov.

En la categoría 15vs15, que se llevó a cabo el día domingo, el club Bern obtuvo todos los premios de la categoría con sus tres alianzas: “Bern Moscow”, “Black She-Bear”, “Old Friends”. Respecto a estas grandes victorias, Gryzlov afirmó que: “Nuestro equipo estaba realmente preocupado por las peleas de la categoría 15vs15, ya que no nos dividimos en equipos fuertes, intermedios y débiles, sino que se decidió igualar las fuerzas de los tres equipos de Bern para dar la chance a otros clubes de ganar. Así y todo, estábamos bien preparados y pudimos obtener la victoria en las peleas más difíciles de esta categoría”.

Pero esta Dynamo tuvo una diferenciación muy particular con respecto a las ediciones anteriores. Por primera vez en la historia, y teniendo en cuenta el precedente de los dos anteriores Battle of the Nations, se compitió en la categoría 3vs3 femenina. Durante años, las combatientes femeninas de este deporte tuvieron que contentarse con ser simples espectadoras de la Dynamo Cup. No obstante, tras muchos años de lucha, lograron conquistar el último bastión de este deporte y adquirieron su propio lugar en la competencia.

Tras la participación de diversos equipos, estos tres llegaron a pisar el podio:

1° Smolny – Rusia
2° Canadá
3° Prague Vixens – República Checa

Equipos femeninos que alcanzaron el podio. Fotografía: Maks Voshanov.

Hablando con Svetlana Fedorova, capitana de Smolny, nos dijo sobre esta experiencia: “Para mí, la introducción de la categoría femenina en la Dynamo Cup significa un gran paso, y por lo tanto, que nuestro deporte está progresando. Estoy extremadamente orgullosa de que nuestro Smolny haya llegado al primer puesto y confirmado su posición como uno de los mejores equipos femeninos del deporte. Me sería difícil imaginar una mejor forma de finalizar el año.”

Otra edición de la Dynamo Cup pasa a la historia, dejando tras de sí grandes enseñanzas para los nuevos participantes, así como nuevas experiencias para los equipos que siempre están presentes y que año tras año esperamos ver en acción. Sin duda es un torneo que marca un antes y un después en la carrera deportiva de todo peleador, pero no hay mejores palabras para describirlo que las de Emanuel Romero: “Estuve en mi infierno y en mi paraíso al mismo tiempo, y si pudiera elegir, me quedaría en la Dynamo de por vida”.

Fotografía: Maks Voshanov.

One thought on “Dynamo Cup 2017

  1. Que angustia que te pierdan las armaduras. Pudieron solucionarlos los chicos? Logro la aerolínea llevarlas o consiguieron prestadas? O no pudieron participar?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *