RETRATO MEDIEVAL
Ariel "Gaucho" Manzano
CLUB: Compagnia del Lobo Negro
PAÍS: Argentina
 

¿Cómo conociste el deporte? ¿Qué fue lo que te llevó a la decisión de empezar?

Lo conocí por una feria de Game of Thrones. Mi incentivo fue mi hijo, que me decía: “Dale, pa, tenés que hacer esto”.

¿Te incentivaba por alguna razón en especial?

El desafío permanente de las prácticas y los torneos, siempre queriendo ser el mejor, aunque estoy muy lejos de eso. Sé que siempre se va a decir que hay que practicar y practicar, pero los tiempos a veces no dan.

¿Tu hijo también entrena con vos?

Sí, siempre al lado mío. Tiene futuro, le gusta mucho.

¿Cuánto tiempo le falta para poder pelear? ¿Creés que puedan pelear hombro con hombro algún día?

Y, le faltan siete años… Ojalá que sí, imaginate que ese es un sueño que comparto con él.

¿Cómo se imaginan esa pelea si es que sucede?

Seríamos dos tanques yendo por afuera, tratando de encontrarnos en el medio. Es algo que estamos acostumbrados a ver. Buscaríamos vivirlo de la mejor manera, tratando de ganar siempre, y terminar todo lastimado… eso le añade sabor.

El año pasado el equipo de Argentina 2 había quedado incompleto e hicieron una nueva convocatoria para poder completarlo. ¿Qué te llevó a participar en esta convocatoria? ¿Qué significó para vos quedar elegido y viajar al mundial?

El Griego me dijo: “Gaucho, hay una posibilidad de que integres la selección, ¿estarías dispuesto?”. Y le dije que sí, no tenía mucho que pensar. Si bien no tenía mucha experiencia, venía de un buen torneo. Después de quedar elegido, no me entraba el alma al cuerpo. Quedar y pelear en la selección me cambió la forma de ver el deporte, vine totalmente con otra mentalidad.

¿Qué cambios tuviste a partir de entonces?

Ver la liza, no sólo el luchador delante mío. Distintos entrenamientos, formas de pegar con el falchion, que antes no lo usaba, pararse de otra manera.

¿Qué objetivos te planteaste después del Battle of the Nations?

La Dynamo, sin lugar a dudas. Trataré de llevar a los Lobos a participar nuevamente.

¿Pudiste participar en la Dynamo 2015?

No pude, era muy nuevo, tenía sólo dos meses en el club.

¿Qué significa tu club para vos?

Todo. Siempre uno está dispuesto a ayudar al otro, y cuando necesitás algo están todos. Más allá de los colores, la calidad humana es lo mejor.

¿Qué es lo mejor que te llevás de este deporte?

La camaradería de todos los rivales.

¿Algo que quieras decir para cerrar la entrevista?

¡¡¡HONOR, VALOR Y HERMANDAD!!!

 


Photography: Nicolás Testa Camillo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *